Big data en el sector salud

Inicio » Big data en el sector salud

Atención sanitaria basada en el valor de los datos

La cantidad de información -o datos- que recogen, gestionan y analizan las organizaciones sanitarias ha aumentado rápidamente con los avances e integraciones de la tecnología. La tecnología, a su vez, está cambiando el modo en que el sector sanitario utiliza los datos. Las herramientas y el software avanzados han sido esenciales para el crecimiento sin precedentes del big data, haciendo que la información sanitaria sea más fácil y barata de almacenar, acceder y utilizar.

En su día, el término “big data” se refería simplemente a grandes cantidades de datos. Desde entonces, los big data han evolucionado hasta definirse de forma más amplia como grupos de información -conjuntos de datos- demasiado diversos, complejos o masivos para ser tratados de forma eficiente por el software de aplicación de procesamiento de datos tradicional. Lo que se designa como big data puede variar en función de las herramientas y capacidades de las personas y organizaciones que lo utilizan.

Como campo de estudio, el big data explora cómo pueden gestionarse y analizarse sistemáticamente grandes conjuntos de datos para extraer o inferir ideas útiles de ellos. Originalmente asociado a tres cualidades clave, el big data sigue cambiando y creciendo. Los expertos del sector han adoptado ampliamente las 5 V para describir sus características:

Uso de los datos en la asistencia sanitaria

La cantidad de información -o datos- que recogen, gestionan y analizan las organizaciones sanitarias ha aumentado rápidamente con los avances e integraciones de la tecnología. La tecnología, a su vez, está cambiando el modo en que el sector sanitario utiliza los datos. Las herramientas y el software avanzados han sido esenciales para el crecimiento sin precedentes del big data, haciendo que la información sanitaria sea más fácil y barata de almacenar, acceder y utilizar.

En su día, el término “big data” se refería simplemente a grandes cantidades de datos. Desde entonces, los big data han evolucionado hasta definirse de forma más amplia como grupos de información -conjuntos de datos- demasiado diversos, complejos o masivos para ser tratados de forma eficiente por el software de aplicación de procesamiento de datos tradicional. Lo que se designa como big data puede variar en función de las herramientas y capacidades de las personas y organizaciones que lo utilizan.

Como campo de estudio, el big data explora cómo pueden gestionarse y analizarse sistemáticamente grandes conjuntos de datos para extraer o inferir ideas útiles de ellos. Originalmente asociado a tres cualidades clave, el big data sigue cambiando y creciendo. Los expertos del sector han adoptado ampliamente las 5 V para describir sus características:

Datos clínicos

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se dé el debido crédito al autor o autores originales y a la fuente, se facilite un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios.

J Big Data 6, 54 (2019). https://doi.org/10.1186/s40537-019-0217-0Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Ejemplos de big data

La industria de la salud ha recorrido un largo camino para llegar al punto en el que se encuentra ahora: telemedicina, imágenes médicas, historias clínicas electrónicas, robots y mucho más. Todo esto ha sido posible con la ayuda de la tecnología. Y el big data es uno de esos disruptores que han revolucionado la sanidad…

La industria de la salud ha recorrido un largo camino para llegar al punto en el que se encuentra ahora: telemedicina, imágenes médicas, historias clínicas electrónicas, robots y mucho más. Todo esto ha sido posible con la ayuda de la tecnología. Y el big data es uno de esos disruptores que han revolucionado la industria sanitaria. El big data en la industria de la salud ayuda a salvar vidas, a disminuir los costes y a mejorar la eficiencia de las operaciones.

El estallido de la pandemia mundial ha acelerado la innovación y la adopción de la tecnología digital, especialmente el big data y la analítica de grandes datos. Pero también ha dejado al descubierto muchos puntos débiles de la industria sanitaria. A continuación exponemos las ventajas del big data y la analítica de datos en la sanidad, así como una visión general de las principales aplicaciones del big data en el sector sanitario. Veamos cómo el big data y la analítica de datos pueden ayudar a resolver muchos problemas conocidos y emergentes en el sector sanitario.

Ir arriba