Big data ciudadanos bajo control

Inicio » Big data ciudadanos bajo control

Responsables ai

Alex de Sherbinin1*, Anne Bowser2, Tyng-Ruey Chuang3, Caren Cooper4, Finn Danielsen5, Rorie Edmunds6, Peter Elias7, Elaine Faustman8, Carolynne Hultquist1, Rosy Mondardini9, Ioana Popescu10, Adenike Shonowo7 y Kishore Sivakumar11

La ciencia ciudadana es un vehículo importante para democratizar la ciencia y promover el objetivo de un acceso universal y equitativo a los datos y la información científica. Los datos generados por los grupos de ciencia ciudadana se han convertido en una fuente cada vez más importante para los científicos, los usuarios aplicados y los que persiguen la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Los datos de la ciencia ciudadana se utilizan ampliamente en los estudios de la biodiversidad y la contaminación; los organismos operativos de las Naciones Unidas utilizan los datos obtenidos por crowdsourcing para las actividades humanitarias; y los científicos ciudadanos están proporcionando datos relevantes para el seguimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Este artículo ofrece una perspectiva del Consejo Internacional de la Ciencia (ISC) sobre las actividades de generación de datos de la ciencia ciudadana en apoyo de la Agenda 2030 y sobre las mejoras necesarias en las prácticas de administración de datos de la comunidad de la ciencia ciudadana en beneficio de la ciencia y la sociedad, presentando los resultados de la investigación realizada por un grupo de trabajo patrocinado por el ISC.

Leer más  Como crear objetivos en google analytics

Ética de los datos

Desde la última vez que se conectó, nuestra declaración de privacidad ha sido actualizada. Queremos asegurarnos de que esté al tanto de cualquier cambio y, por ello, le pedimos que se tome un momento para revisar los cambios. No seguirá recibiendo las suscripciones de KPMG hasta que acepte los cambios.

A los ciudadanos les gusta la idea de los servicios públicos digitales, pero no están tan dispuestos a compartir los datos personales que los gobiernos necesitan para prestarlos. Un estudio realizado en 2017 por la Oficina del Comisionado de Información del Reino Unido1 reveló que solo el 49% de los británicos confiaba en los departamentos y organizaciones gubernamentales nacionales para almacenar sus datos personales. Otras encuestas -en Australia2 y Estados Unidos3- han identificado niveles de desconfianza similares.

Los titulares sobre la pérdida, el mal uso y la inexactitud de los datos han socavado la confianza del público. El creciente uso de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático también ha alimentado la preocupación por los complejos algoritmos y los grandes datos que producen resultados injustos o sesgados. Fundamentalmente, la idea de «confianza» entre el ciudadano y el Estado es mucho más compleja que, por ejemplo, la que existe entre el cliente y el minorista.

Leer más  ¿Qué es Universal Analytics?

Preocupación por la democracia en la era digital

En los próximos años se producirán enormes cambios en el tratamiento de los datos personales. Se están reconociendo las ventajas del enfoque europeo, en comparación con las desventajas del actual enfoque de las grandes empresas, en el que los datos personales se recogen para un estrecho beneficio comercial, en lugar de para el mayor bien de la sociedad y la economía.

La iniciativa «Control Ciudadano de los Datos Personales» dentro del Mercado puede resumirse como una ayuda para construir las condiciones y relaciones por las que el ciudadano estará dispuesto a compartir sus datos personales con una ciudad y con otros actores de la economía de los datos. A la vez que tiene un enfoque claro, reconocerá su papel en la comunidad más amplia del Mercado y contribuirá lo más ampliamente posible, a medida que aparezcan sinergias.

Esto, a su vez, estimularía la adopción y la mejora de las plataformas de datos urbanos. La intención sería contribuir a alcanzar el objetivo de «Acelerar la adopción, a escala, de plataformas de datos urbanos abiertos comunes, y garantizar que 300 millones de ciudadanos europeos sean atendidos por ciudades con plataformas de datos urbanos competentes, para 2025».

Leer más  De qué sistemas puede obtener google analytics datos de comportamiento

¿Sobrevivirá la democracia a los grandes datos y a la inteligencia artificial?

Todo se volverá inteligente; pronto no sólo tendremos teléfonos inteligentes, sino también hogares, fábricas y ciudades inteligentes. ¿Debemos esperar también que estos desarrollos den lugar a naciones inteligentes y a un planeta más inteligente?

Cabe esperar que los superordenadores superen pronto las capacidades humanas en casi todos los ámbitos, en algún momento entre 2020 y 2060. Los expertos empiezan a dar la voz de alarma. Visionarios de la tecnología, como Elon Musk, de Tesla Motors, Bill Gates, de Microsoft, y el cofundador de Apple, Steve Wozniak, advierten que la superinteligencia es un grave peligro para la humanidad, posiblemente más peligroso que las armas nucleares.

Una cosa está clara: la forma en que organizamos la economía y la sociedad cambiará fundamentalmente. Estamos experimentando la mayor transformación desde el final de la Segunda Guerra Mundial; tras la automatización de la producción y la creación de coches autoconducidos, la automatización de la sociedad es la siguiente. Con ello, la sociedad se encuentra en una encrucijada que promete grandes oportunidades, pero también considerables riesgos. Si tomamos las decisiones equivocadas, esto podría amenazar nuestros mayores logros históricos.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad