Big data en politica

Inicio » Big data en politica

Campañas políticas y big data

El Big Data nos tiene reservadas grandes cosas. La floreciente industria dedicada a recopilar y analizar cada una de nuestras emisiones digitales, por mínimas o mundanas que sean, cree haber descubierto la clave para leernos y predecir, si no provocar, nuestro comportamiento.

Estas ambiciones no son nuevas. A lo largo de la historia de la humanidad, los líderes políticos y los investigadores han creído que habían descifrado el código humano y que podían programarnos a voluntad. Entonces, ¿qué es diferente ahora? ¿Por qué deberíamos creer que el Big Data nos ha descubierto? E incluso si los analistas de datos se equivocan, ¿qué debemos hacer con sus esperanzas y diseños? ¿Y qué debemos temer?

El análisis de datos es una ciencia esotérica cuyos métodos y conclusiones nos resultan inescrutables. Por citar un ejemplo famoso, los analistas de datos que trabajan para la empresa minorista estadounidense Target dedujeron que determinadas clientas estaban embarazadas analizando sus compras de productos específicos, como vitaminas, lociones y bolas de algodón. Los analistas de Target fueron tan astutos que pudieron predecir la fecha de parto de la mujer con una precisión de una semana.

La democracia de los grandes datos

Los datos no son nuevos, pero a menudo lo olvidamos. De hecho, incluso Sherlock Holmes reconoció el poder de los datos, como podemos deducir de una de sus citas más famosas: “Es un error capital teorizar antes de tener datos. Insensiblemente uno empieza a retorcer los hechos para adaptarlos a las teorías, en lugar de que las teorías se adapten a los hechos”.

Esto es especialmente relevante para nosotros en una época de noticias falsas y en la que se puede decir que los políticos son más responsables que nunca gracias a nuestra nueva capacidad de procesar y entender los datos. Los políticos se dan cuenta de que cada vez es más difícil “tergiversar los hechos para adaptarlos a las teorías” cuando miles de aspirantes a Holmes acuden a Reddit para desacreditarlos.

Los datos son tan importantes hoy en día que han superado al petróleo como el recurso más valioso del mundo, lo que por supuesto significa que es un tema candente entre los políticos. Las organizaciones gubernamentales están aprendiendo a entender y tratar los datos a nivel regional, nacional e internacional, no porque quieran, sino porque tienen que hacerlo. Los datos son así de importantes.

Política digital

Los principios en los que se basan los datos gubernamentales abiertos son los datos de uso libre y sin restricciones, disponibles para su reutilización, sin licencia y no discriminatorios[8] Otros académicos consideran que los datos gubernamentales abiertos deberían centrarse en atender las necesidades de los ciudadanos, en lugar de limitarse a proporcionarles datos en bruto. Este proceso requeriría formar a los individuos para que analicen los datos y, al mismo tiempo, incluirlos en la gestión y planificación de los mismos[9]. Tener acceso a las agendas del gobierno hace poco por el compromiso público, pero crear planes en torno a temas públicos, como la salud y el bienestar, y hacer que esos datos estén disponibles puede tener un impacto positivo en la vida de los ciudadanos. Este tipo de práctica se ha denominado innovación abierta, que se centra en los aspectos colaborativos del gobierno abierto[10]. En relación con la idea de la innovación abierta, se ha dicho que, aunque no debería haber ninguna restricción en la disponibilidad de los datos, lo más importante sería centrarse en los datos para políticas públicas y uso comercial, como los datos económicos y de transporte[11].

Análisis predictivo en la política

Las administraciones locales, nacionales e internacionales están poniendo los “datos abiertos” a disposición de un amplio público; las gigantescas organizaciones web a nivel mundial están poniendo cada vez más servicios en sinergia; y algunas empresas privadas o gobiernos están desarrollando proyectos fuertemente ideológicos en relación con el big data. Por lo tanto, se necesitan especialistas formados que tengan la capacidad de competir y/o colaborar con actores estrictamente empresariales o técnicos sobre la base de conocimientos sólidos procedentes de estudios políticos e internacionales.

Este módulo le introduce en los métodos cuantitativos para las ciencias sociales. Es adecuado para todos los estudiantes interesados en el análisis de datos aplicados, a partir de una formación en cualquier ciencia social, o al menos el interés por estas disciplinas. La experiencia previa en métodos cuantitativos antes del módulo puede ser desde ninguna hasta intermedia.

Se dice que los big data están transformando la ciencia y las ciencias sociales. En este módulo, usted se comprometerá críticamente con esta afirmación y explorará las formas en que el rápido aumento de los grandes datos impacta en los procesos y prácticas de investigación en una creciente gama de áreas disciplinarias y campos de estudio. En particular, el módulo considera las siguientes cuestiones: ¿Qué es el big data? ¿En qué medida se diferencian los “big data” de otros tipos de datos? ¿Qué cuestiones clave plantean los macrodatos? ¿Cómo se transforman las “tuercas y tornillos” de la práctica de la investigación (por ejemplo, la ética, el muestreo, el método, el análisis, etc.) con los big data? ¿Cómo transforman los macrodatos los conceptos básicos relacionados con la práctica de la investigación, como la comparación, la descripción, la explicación y la predicción?

Ir arriba